9 eco-consejos para una conducción más sostenible

26/11/2013

9 eco-consejos para una conducción más sostenible


Si las tecnologías más eficientes y las diferentes maneras de compensar las emisiones de CO2 van acompañadas del compromiso individual de una conducción sostenible, podemos conseguir grandes resultados. Y es muy fácil, siguiendo estos nueve eco-consejos:

1. Conduce de forma relajada.

Frenando poco, dejando que el vehículo ruede aprovechando el impulso y siguiendo el tráfico, consumirás menos y estarás más relajado.

2. Revisa periódicamente la presión de los neumáticos.

La resistencia a la rodadura representa hasta un 15% del consumo total. Reduce periódicamente la presión de los neumáticos. Si reduces la resistencia, reduces el consumo, ahorrando hasta un 3% de combustible.

3. Utiliza aceites de bajas viscosidad.

Producirás menos emisiones y reducirás el consumo de combustible. Los aceites sintéticos antifricción son los que mejores resultados ofrecen: pueden contribuir a reducir el consumo de combustible hasta en un 5% en comparación con los convencionales.

4. Evita el uso de accesorios que reduzcan la aerodinámica para reducir el consumo.

Un aumento del 33% de la resistencia aerodinámica aumenta el consumo de combustible hasta en casi 2l/100km a 120 km/h.

5. Viaja con el mínimo equipaje, reduce el peso del vehículo.

Cada kilo de equipaje cuesta combustible: 100 kg de peso aumentan el consumo en hasta 0,3l/100km.

6. Usa el equipamiento con moderación, también consume.

El equipamiento nos hace los trayectos más cómodos, pero también más caros. Por ejemplo, el climatizador consume combustible: en pleno verano puede llegar a consumir hasta 2l/100km. Si ventilas el coche antes de ponerte en marcha y circulando el primer tramo con las ventanillas bajadas, dejas que salga el calor.

7. Deja que el coche ruede sin acelerar en bajadas o al llegar a un semáforo.

Aprovecha el corte de combustible en desaceleración. Si dejas que el coche ruede con la marcha engranada, en bajadas o al llegar a un semáforo, consigues un consumo de 0,0l/100km.

8. Conduce con la marcha más larga posible.

Los motores TDI y TSI ruedan perfectamente a bajas revoluciones. Cuando arranques, pasa rápidamente a segunda y, en cuanto puedas, a tercera. Reducirás las emisiones acústicas y el consumo de combustible.

9. Evita coger el coche en trayectos cortos.

El motor consume más cuando está frío. Por ello si se utiliza para muchos trayectos cortos puede llegar a tener un consumo de hasta 30 l/100km.


Texto e imágenes: VW España.

© Grupo de Concesionarios VW, Audi, Seat y VW Comerciales propiedad de Volkswagen AG