El campeón del mundo de esquí y un piloto de Rallyes, Svindal y Mikkelsen en un Fiordo

30/07/2015

El campeón del mundo de esquí y un piloto de Rallyes, Svindal y Mikkelsen en un Fiordo

Wolfsburg (28 de julio de 2015). Un ferry que no espera a nadie, un fiordo impresionante de Noruega como telón de fondo y una carrera única. Eso es lo que obtienes cuando Aksel Lund Svindal, campeón mundial de descenso, conoce a su compatriota y piloto de Volkswagen, Andreas Mikkelsen. El resultado es el previo más salvaje para la octava cita del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA (WRC), el Rallye de Finlandia, que se pondrá en marcha el jueves y que ha proporcionado algunos videos y fotos espectaculares.

Svindal y Mikkelsen se vieron inmersos en una carrera cara a cara en la famosa carretera de Lyseveien en el suroeste de Noruega, que cuenta con 27 horquillas repartidas en más de 29 kilómetros. Los dos deportistas noruegos disfrutaron de una carrera inusual antes de coger el ferry para volver a casa juntos. Mikkelsen corrió al volante de su Polo R WRC, mientras que Svindal utilizó sus esquís en una sección de fuera pista, con el noruego de Volkswagen corriendo con su coche entre los grandes bancos de nieve que custodiaban la carretera, algunos de los cuales contaban con hasta ocho metros de altura.

Salto impresionante de Svindal sobre el Polo R WRC

"El fiordo, las laderas empinadas, los altos bancos de nieve, la sinuosa carretera, pilotar aquí es un sueño", explicó un emocionado Andreas Mikkelsen. El punto culminante del día llegó cuando Svindal realizó un impresionante salto por encima del Volkswagen Polo R WRC mientras esquiaba a más de 100 km/h. "Para lograrlo, tuve que planificar la velocidad y hacer el salto a la perfección", comentó Svindal. Sin la nieve necesaria como para poder descender toda la montaña, Mikkelsen invitó a Svindal a subirse de copiloto en su Polo R WRC para disfrutar de los kilómetros finales.

Pasiones compartidas: esquí y coches

Según Mikkelsen, Svindal quedó muy impresionado. "Aksel comprendió inmediatamente de lo que se trataba y se dio cuenta de los detalles importantes, como cuando el coche pierde agarre en una centésima de segundo", añadió el piloto de 26 años, que formó parte del equipo nacional de esquí de Noruega en su juventud antes de dar el salto a los rallyes. Svindal también quedó encantado con la vuelta que le dio su compatriota en el Polo R WRC. "Una experiencia que no tiene precio. Realmente espero tener la oportunidad de repetirla de nuevo", dijo el apasionado de los coches de 32 años. "Tengo que confesar que envidio como Andreas es capaz de pilotar en los rallyes". Cuando le preguntaron si Svindal podría ser su próximo compañero de equipo en el Campeonato del Mundo de Rallyes, Mikkelsen respondió con una amplia sonrisa: "Me encantaría tener a Aksel de copiloto. Pero primero debería perder algo de masa muscular".

 

 

 

 

© Grupo de Concesionarios VW, Audi, Seat y VW Comerciales propiedad de Volkswagen AG