Volkswagen Group Retail España Grupo de Concesionarios Volkswagen, Audi, Seat y Volkswagen Comerciales propiedad de Volkswagen AG

Noticias

Nueva versión para el Audi TT: el 2.0 TDI ahora también con tracción quattro
20/12/2016

Nueva versión para el Audi TT: el 2.0 TDI ahora también con tracción quattro

• La versión 2.0 TDI de 184 CV (135 kW) con tracción quattro se incorpora a la gama Audi TT
• Prestaciones deportivas y máximo agarre con una elevada eficiencia
• La comercialización se iniciará a principios de 2017



Uno de cada dos Audi TT vendidos en el mundo está equipado con tracción quattro. El exitoso motor diésel de dos litros, que debutó en la gama con la tercera generación del TT, también está disponible ahora con tracción a las cuatro ruedas. Con esta combinación, tanto el TT Coupé como el TT Roadster ofrecen un alto nivel de dinamismo combinado con una gran economía de combustible.

La tracción quattro utiliza un embrague multidisco accionado electrohidráulicamente para repartir el par entre ambos ejes. En muchas situaciones diarias de conducción el reparto se realiza principalmente a las ruedas del eje delantero, y si la adherencia disminuye, el embrague se encarga de redirigir el par hacia el eje posterior en apenas unos milisegundos.

Al límite, la tracción quattro funciona en estrecha sincronización con el control selectivo de par individual para cada rueda, una característica del software de control inteligente del Control de Estabilización Electrónico (ESC). Esto permite un control más fluido y estable gracias a la aplicación de pequeñas intervenciones sobre los frenos en las ruedas interiores a la curva. Sobre superficies de baja adherencia, el sistema de tracción quattro también permite deslizamientos del eje trasero de forma controlada y segura.

La gestión del embrague está integrada en el sistema de conducción dinámica Audi drive select opcional. Esto permite al conductor modificar el carácter de su Audi TT en base a los programas comfort, auto, dynamic y efficiency, así como un modo individual configurable.

Además de controlar el sistema de tracción total, mediante el Audi drive select también se modifica la respuesta del pedal del acelerador, la asistencia de la dirección y el funcionamiento del cambio S tronic. También integra varios módulos opcionales, como la suspensión adaptativa Audi magnetic ride con control de amortiguación o el climatizador.