Volkswagen Group Retail España Grupo de Concesionarios Volkswagen, Audi, Seat y Volkswagen Comerciales propiedad de Volkswagen AG

Noticias

Nuevo Audi A3 Sportback g-tron
06/03/2013

Nuevo Audi A3 Sportback g-tron

Audi da un gran paso hacia la movilidad sostenible. El nuevo Audi A3 Sportback g-tron, que debutará a finales de año, puede utilizar un combustible neutro en emisiones de CO2, el Audi e-gas. Dicho combustible se producirá próximamente en la instalación Audi e-gas que se está ultimando en Werlte, Alemania. Este nuevo automóvil, que también puede utilizar gas natural comprimido convencional, aúna de un modo inédito ecología, economía y alta tecnología.

 

El motor del nuevo Audi A3 Sportback g-tron se basa en el nuevo 1.4 TFSI. Las modificaciones más relevantes afectan a la culata, a la turbosobrealimentación, al sistema de inyección y al catalizador. Con 110 CV (81 KW) y 200 Nm de par máximo, el Audi A3 Sportback g-tron supera los 190 km/h de velocidad punta, y acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos. El consumo medio a los 100 km no llega a 3,5 kg de gas natural o de Audi e-gas, el combustible que se produce a partir de energía eléctrica obtenida de forma ecológica en el marco del proyecto Audi e-gas. Las emisiones de CO2 a la salida del tubo de escape permanecen por debajo de los 95 g/km cuando el A3 Sportback g-tron funciona en el modo de gas.

 

 

 

 

Cuando el A3 Sportback g-tron circula con Audi e-gas no se emite ningún CO2 que antes no haya sido fijado en la producción, por lo que estamos ante un circuito cerrado, y el balance sería neutro. Si en el concepto global se incluyera el consumo de energía requerido para la edificación de la instalación de e-gas y para la construcción de los aerogeneradores, las emisiones de CO2 seguirían estando por debajo de los 30 gramos por km.

 

El Audi A3 Sportback g-tron presenta los últimos avances de la tecnología de propulsión con gas, incluyendo el almacenamiento del combustible. Cada uno de los dos depósitos puede almacenar 7 kg de gas a una presión máxima de 200 bares y cada depósito pesa 27 kg menos que uno fabricado mediante la tecnología convencional.

 

Otro aspecto a destacar es el regulador electrónico de la presión del gas. El compacto y ligero componente reduce la alta presión con la que el gas sale de los depósitos en dos fases, hasta situarla entre los 5 y los 9 bares. De este modo, en el conducto común de gas y en las válvulas de insuflado se dispone siempre de la presión adecuada; baja para una conducción eficiente en los regímenes inferiores y alta cuando el conductor demanda potencia y par motor.

 

En cuanto la presión en el depósito baja de los 10 bares, la gestión del motor cambia de forma automática al modo de gasolina. El Audi A3 Sportback g-tron es completamente bivalente, es decir, sus valores de potencia son idénticos tanto en el modo de gas como en el de gasolina. Con gas recorre unos 400 km (basándose en un consumo normalizado), y otros 900 km si fuera necesario en el modo de gasolina; así pues, la autonomía global puede compararse a la de un Audi con motor TDI.

 

Con el e-gas que se produce en Werlte, hasta 1.500 Audi A3 Sportback g-tron nuevos pueden recorrer anualmente 15.000 kilómetros cada uno con emisiones neutras de CO2.

 

 

Imágenes y texto de Audi España.